Fundación Tony Manero tienen nuevo disco, “Superficial”, que presentarán en Galicia este verano

La superbanda de Barcelona vuelve a los escenarios gallegos para hacer bailar a todo el personal. Si este verano quieres disfrutar del directo más hedonista, de la fiesta con más estilo y del funk más bailongo, no te pierdas sus conciertos los días 17, 23 y 24 de julio en Galicia.

17/07/15 – Praza do Obradoiro, Santiago DC

23:30 h. Entrada libre. + John Nemeth & The Blue Dreamers

23/07/15 – Pazo de Cea, Nigrán (Pontevedra)

21:30 h. Entradas en Ticketea.com, Albatros, Pénjamo, Ensanche

24/07/15 – El Naútico, San Vicente Do Mar (O Grove, Pontevedra)

1:30 h. Entradas en Elnautico.org

“Superficial” es un disco sin más pretensiones que hacer bailar, una reivindicación de la fiesta y la música como valores indispensables del ser humano.

Un trabajo que lleva a los Manero al sonido disco de los 80 y al electro-funk, avanzando desde los analógicos 70 a los digitales 80. Como los grandes solistas y grupos de soul y funk, que hicieron evolucionar su sonido en ese cambio de década, la Fundación presenta diez temas repletos de sintetizadores ácidos, de pianos digitales, cajas de ritmos primitivas, riffs de vientos secos y cortantes, manteniendo el toque Manero que aportan tanto Miguelito como Paquito Sex Machine como cantantes de la banda.

Paquito Sex Machín (Voces, Guitarra)
Miguelito Superstar (Voces, Produc. Musical)
Lalo López (Guitarras, Voces)
Genís Suárez (Saxo)
Paco ‘Mantecao’ Manzanares (Teclados)
Deliciosa Smith (Bajos)
Marçal “Sweet Lips” (Trompeta)
Tom Johnson (Trombón)
Marc Benaiges (Batería)
Àlex Faure (Técnico)

EL PRINCIPIO (1995) Hace 10 años realmente parecía que en la península se había erradicado la música disco. Ok. Quizás en este país a finales de los 70 no se estaba mucho para bailes, pero el caso es que en los años posteriores no hubo ningún interés en su recuperación: mientras el soul y el funk eran lo más cool, la música disco extraordinaria y hortera. En fin, supongo que si montamos la fundación fue para dar por el culo.

Así éramos en 1995, Miguel, Deliciosa y yo mismo, Lalo. Miguel y yo, colegas de instituto y de barrio (Vallcarca), habíamos empezado a desarrollar un amor por la música funk y disco a partir de escuchar y bailar con clásicos como Funkadelic o la banda sonora de Fiebre del Sábado Noche. Si a eso sumamos nuestra iniciación en el mundo de la discoteca en la extinta sala “Veneno” y en las sesiones del Nitsa en sus inicios, nuestra excitación y ganas nos llevó a una determinación: montaríamos un tinglado en el que tocaríamos todo aquello que por aquel entonces nos hacía bailar. Y joder, lo que nos hacía bailar era “Disco Inferno” y “Le Freak” ! La incorporación de Deliciosa fue algo natural. Era la elección idónea, era una zorra provocadora y lo que queríamos era montar algo muy loco, muy glamouroso-zafio o, muy de barrio, y si algo tiene “Deli” es barrio: Sanjatan. Además era un amante de la línea dura de la música disco; a él le molaban Boney M, Village People… hasta Baccara! y encima era fan de las pelis de Pajares y Esteso, habiendo vivido la época del destape en su no tan tierna infancia. La verdad es que el origen del nombre es nebuloso, creo que empezó como una mezcla a entre la Fundación para la Ley y el Orden, esa milicia privada al servicio de una oscura multinacional que financiaba al Coche Fantástico y del nombre del personaje de “Fiebre del Sábado Noche”. Realmente el personaje nos encantaba: un hijo de familia trabajadora sin futuro en la vida que sólo brilla y se siente feliz cuando sale los fines de semana a la disco con los colegas… Salvando las distancias bien podíamos ser nosotros, que descansábamos entre semana para quemar la pista del Apolo de viernes a sábado. Decidido: Fundación Tony Manero.