Reverend Peyton’s Big Damn Band, hillbilly blues en Compostela

REVEREND PEYTON’S BIG DAMN BAND

15/05/2017 – Sala Capitol, Santiago DC. 21:30 h

Anticipada 13 . Taquilla 16 . Entradas en A Reixa Tenda, Elepe, Codetickets, Salacapitol.com

De la parte más meridional de Indiana viene The Reverend Peyton’s Big Damn Band, tocando la fibra de la cultura musical más profunda de América: Delta Blues y Hillbilly se combinan con fervor en un afilado alambre de púas. Este trío es una fuerza de la naturaleza muy a tener en cuenta.

El gruñido de un buen motor de camión y la pasión del origen junto a una extraña habilidad para dar nueva vida a las formas viejas. Y todo ello mezclado con una ética de trabajo férrea que mantienen a este trío en la carretera durante más de 250 días al año, tocando por todo el mundo con la fuerza de un huracán.

Su nuevo álbum, “So Delicious”, lleva el trabajo del trío a un nuevo nivel. El Reverendo construye puentes entre géneros y eras con una intensidad y facilidad como pocos artistas contemporáneos pueden. Producido por el Rev. Peyton, “So Delicious” ofrece la colección más diversa de canciones de la banda, impulsada por la potencia y energía exuberante del Reverendo.

La primera vez que Peyton se introdujo en la música fue a través de la colección de discos de su padre con una clara orientación Blues Rock. A los 12 años su padre le regaló una guitarra Kay y un amplificador Gorilla una vez que supo tocar. Más tarde se enamoraría de los blues de entreguerras y de artistas como Charlie Patton con su estilo incofundible y su ritmo percutivo.

“Un alma corpulenta para castigar a los sentidos con un ataque Deltapunk y una fuerte ración de realismo rural. No se puede ignorar el evenagelio de su Big Damn Band”-. Elmore

“Lo último de Big Damn Band del Reverendo Peyton es, en definitiva, toda una revelación. Un increíble trabajo, una explosión controlada de talento. El alcance y la profundidad de la música de raíz interpretada por el trío es notable “-. American Blues roots scene

Cuando Keith Richards escuchó por primera vez las grabaciones preguntó “¿Quién es el otro chico tocando con él? “Por supuesto que no había ninguno. Cuando uno escucha sus canciones es muy difícil de creer que se trata de una sola guitarra.

Su talento incendiario se consolidó desde las condiciones más duras. La desgracia golpeó al Reverendo desde el principio con una dolencia en sus manos que se pensó crónica, que le impedía  tocar la guitarra. Los médicos le dijeron que no había esperanza para él. Sin embargo, perseveró y encontró a alguien que sí accedió a tratarle;  tras pasar por el quirófano Peyton comenzó a recuperarse. Fue durante su convalecencia donde conocío a Breezy, que se convertiría en su esposa, y en el ritmo incansable y tribal a su lado. Tocando con fe ciega su tabla de lavar.

Completando el trío esta su primo Aaron Persinger en la batería. “Él es un metrónomo humano”, dice el Rev. Persinger da un nuevo siginificado al blues primitivo tocando un cubo de plástico de 5 galones como timbal base.