Ash Grunwald encumbra el poder de la huida en su nuevo single

Ash Grunwald

El australiano Ash Grunwald encumbra el poder de la huida en su nuevo single “You ain’t my problem anymore”. Es el segundo adelanto de su nuevo disco tras “Hammer”, el fogonazo blues publicado el pasado mes febrero.

No todas las relaciones terminan con el regodearse en el corazón roto que ha inspirado miles de canciones, algunas rupturas son más como un triunfo o una liberación, un acto de supervivencia frente a un amor tóxico.

Una canción sobre la ruptura que sin embargo encarna el espíritu de no romperse en pedazos, de no venirse abajo, tan propio de los presos encadenados que en el profundo sur cantaban blues. Este nuevo tema del australiano celebra el haber salido con vida de un infierno.

Tras publicar el single “Hammer”, giras en Australia y Europa -incluyendo España-, Ash regresó de su casa en Indonesia a Australia para grabar este tema, poniendo su firma, totalmente desinhibida, a esta canción de groove vibrante sobre la ruptura en la que no hay cabida para lloros y lamentos.

Tanto su anterior single “Hammer” como este nuevo tema son fruto de un viaje que Ash Grunwald realizó por el sur de Estados Unidos, inspirándose en las viejas canciones de los presos condenados a trabajos forzados, la génesis de un género poderoso y altamente emocional como es el blues.

Ash Grunwald es un respetado músico de raíces, aclamado por la crítica de su país como un bastión del blues tradicional siempre a la cabeza de la innovación.

Mientras todavía resuena su último álbum “Now”, recién terminado su tour por Europa y con varios conciertos por las antípodas, incluyendo su participación en la gira de reunión de Midnight Oil, Ash Grunwald está preparado para regresar a Europa este invierno, presentar en directo sus últimos temas y avanzar contenido de su próximo álbum, el décimo de su carrera.

Su solvencia y solidez en directo se han ido puliendo en cientos de conciertos por el inmenso territorio de su país: desde los más prestigiosos festivales, pasando por las salas más cool, hasta algunos de los lugares más remotos del planeta.

2017 ha sido como un renacimiento para Ash Grunwald. Encendió la llama con el single “Hammer” en febrero, calentando las emisoras de radio y consiguiendo una nominación como mejor trabajo del año de Blues & Roots en Australia. Su confirmación como artista invitado en la gira de Midnight Oil y su gira por Europa, que lo acercó al público en España, son otros hitos que añadir al presente año en más de 12 años de carrera.

Es evidente que Ash Grunwald domina perfectamente el blues, llegando a una interpretación muy personal del estilo. Ritmos bluseros y densos a los que añade una voz rocosa con letras cargadas de significado y empatía, en las que la justicia social y los asuntos medioambientales tienen un importante papel. Y todo sin perder de vista el entretenimiento y la diversión, con cierto abandono alegre y mucho desparpajo, tan propios del despreocupado espíritu aussie.

Bio Ash Grunwald