El provocador espectáculo de Rodrigo Cuevas en Vigo

RODRIGO CUEVAS

22/12/2018 – Radar Estudios, Vigo. 21:00 h

Entradas 10 € en Elepé Discos y Ticketea. Taquilla 13 €

“El Mundo por Montera” es mi segundo espectáculo en solitario. Una llamada de atención sarcástica en formato de zarzuela BUFA. Hecho desde Asturias y para el mundo. Un nuevo show en el que muestro mi universo: un mundo tradicional, rural, excéntrico pero, también, urbano, crítico y tecnológico.

Mi búsqueda es la verdadera esencia; un trabajo personal llevado al escenario; una exposición sincera para discernir lo verdaderamente importante de lo banal y prescindible.

Un espectáculo donde hay más folclore, más música popular y más carcajada, todo ello enhebrado con calidad musical y vocal.

“La belleza que esconde la cultura de un pueblo está en su folclore.
La tradición, es una vía de expresión común a todos los seres humanos.
El folclore es un ser vivo que se extiende por toda la faz de la tierra, como un micelio, no entiende de barreras físicas ni políticas.

Llegué a estas 3 conclusiones en el 2008, después de 13 años estudiando piano y tuba en el conservatorio de Oviedo y Barcelona. Aprendí, como si de una revelación se tratase, que el arte que uno hace, debe estar conectado a todo lo que hicieron nuestros antiguos, porque así, es la forma de que esté conectado todo lo que hacemos los presentes. Llegué a la conclusión de que somos colmena gracias a la música tradicional.”

Rodrigo Cuevas.

Rodrigo Cuevas es difícil de explicar: hace música tradicional con bases electrónicas y mezcla el atuendo rural con aires de ‘pin up’ y de cabaretera. El País.

 

El nuevo show del artista mantiene las constantes fundamentales que conforman su personal propuesta – esa que abarca el humor, el etnoglamur, el erotismo, la diversidad musical más heterodoxa, la puesta en escena intransferible-, junto con un repertorio totalmente renovado, un vestuario de nueva creación y un salto de titán en cuanto a la factura profesional.

Otras acciones inminentes destacables son el estreno del videoclip de “Embrujada”, la participación en la zarzuela “La verbena de la paloma” en el marco de la temporada ovetense y, en estudio, un programa para la televisión asturiana.

Cabe decir que no hay antídoto ni neutralidad ante el mayor tsunami que atraviesa la música asturiana en mucho tiempo. Rodrigo Cuevas, Oviedo 1985, es un artista total. Total porque su estrella brilla populista y por entre los arrabales de la contracultura, total porque su autenticidad desenmascara a cualquier tipo de impostura.

Rodrigo Cuevas es cantante, compositor, acordeonista y percusionista. Difícil hallar equivalente cuando sus intereses artísticos apuntan a ramo de flores de colores.

Su más reciente lanzamiento discográfico veía la luz en primavera de 2017 en formato CD-single y también en vinilo, se trata de un EP con dos canciones que versionan a dos clásicos de Tino Casal como son “Embrujada” y “Pánico en el edén”. La primera en clave electrónica y con ventolera 70’s te pone en órbita desde el primer compás, y el segundo, que Rodrigo lleva a un 3×4 racial y folclórico con la participación de la diva asturiana Mari Luz Cristóbal, el coro Femme Fetén y de nuevo, los vientos magistrales de Tino Cuesta y Miguel Herrero.

Rodrigo Cuevas lleva años con su proyecto aunque la pandemia no se haya hecho viral hasta hace un par de años. Su fin de gira de “El Mundo por Montera” llega el próximo sábado 22 de Diciembre a la sala Radar de Vigo y promete mucho. Cabaret, copla, burlesque y, sobre todo, canción tradicional asturiana travestida con música de baile. Imperdible.

“Ayer Rodrigo Cuevas estuvo actuando en el Teatro Rialto de la Gran Vía madrileña llenando el escenario con un carisma muy personal. Proclamando que silbásemos porque silbar, dice, es subversivo, y nos hace felices. Con un toque de excentricidad que mezcla el tecno y la música folclórica interpretada en bable y en castellano al que, en directo, le da un aura de viejo cabaret comprometido con el S.XXI. Pululando entre el público de forma siempre provocadora y compartiendo con todos nosotros su talento y su capacidad para mostrar una propuesta ciertamente singular en una obra artística que habla de lo rural con un desparpajo increíble y que tiene un punto de una cruel ironía muy inteligente sobre un contexto que se antoja pasado pero que es, ciertamente, muy presente y que él combina como fuente de inspiración. En su repertorio hizo muestra del perreo y de las jotas, del reggaetón y de los ambientes pretéritos y presentes de la cultura de Asturias que le sirvieron como fuente de inspiración durante casi dos horas”. Tomás Fernando Flores. S.XXI

“Pasó el huracán Rodrigo Cuevas por la Laboral, cantó, no se desnudó y venció. No hay palabras para describirlo. Es tan apabullante y divertido que cuesta asimilar de una sentada todo lo que sucede en sus espectáculos. Rodrigo es el creador postmoderno del momento”. Igor Paskual. El Comercio